5 consejos para descubrir tu estilo personal

5 consejos para desarrollar tu estilo personal

El estilo es la esencia de lo que hay en tu interior, y siempre lo vamos a exteriorizar en todo lo que hagamos. Aquí 5 consejos para desarrollar tu estilo personal.

Por experiencia propia, puedo decirte que no tener tu estilo personal identificado te va a llevar a cometer muchos errores, gastar mucho dinero de más en cosas que probablemente nunca usarás y sobre todo, nunca sentirte satisfecho con cómo te ves.

Y a pesar que muchas veces se trata de ver desde lo más frío y lo superficial, al final es la forma que podemos encontrar para al fin estar en paz nosotros mismos.

Anteriormente, había explicado la diferencia entre moda, estilo personal y buen gusto, y por qué no deberías de confundirlos, pero esta vez quiero profundizar en el estilo personal, porque con él, contamos quién somos, dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos, además de reflejar nuestro estilo de vida, gustos y conocimientos.

La ropa no es tu estilo personal, solo es una forma de expresarlo.

Por esa razón, hoy quiero darte 5 consejos que podés poner en practica para encontrar y desarrollar tu estilo personal.

En qué te ayuda desarrollar tu estilo personal

Lo principal es crear una coherencia entre muchos puntos que te hacen ser único en este mundo, como la forma de vestir, personalidad, gustos y estilo de vida.

Todo esto en una misma línea te puede ayudar a avanzar en el trabajo, conseguir el proyecto que tanto quieres, conseguir pareja, y lo más importante, sentirte bien con vos mismo.

Además, esto nos permite ser más eficientes con todas las compras, y hará que nuestra vida mucho más fácil, sobre todo para evitar la típica frase “No tengo nada que ponerme”.

Consejos para desarrollar tu estilo personal

Pensá en tu futuro

Más allá de pensar en cómo te gustaría verte, tanto laboral, personal o sentimental, pensá en lo que estás seguro que vas a lograr. ¿Qué querés lograr? ¿En qué vas a trabajar?

Esto te va ayudar a poner los pies sobre la tierra, porque vas a reflexionar si lo que estás haciendo ahora construye el camino hacia cómo querés llegar a verte.

También, no podemos olvidar pensar que si estamos transmitiendo el mensaje que de verdad queremos que reciban nuestros receptores. ¿Querés que crean que sos demasiado relajado, tal vez un poco desaliñado y en algunas ocasiones, irresponsable? Reflexioná en cómo te vendes.

Comprendé tu estilo de vida

Con esto me refiero a la forma de tu día a día. Si tenés un estilo de vida muy relajado, sos estudiante o tenés un trabajo que deja todas las formalidades por fuera, no es necesario que utilicés traje y corbata todos los días, y en la “nueva normalidad” una gran parte hacemos todo desde casa., o todo lo contrario, si tenés un trabajo muy serio y formal, comprar un closet completamente bohemio es una pésima idea.

Así que aquí debés ser honesto con vos mismo, y aunque hayan prendas que te gustan, debés soltarlas solo porque no encajan con tu estilo de vida. Esa conciencia de saber que realmente no lo usarás (Aúnque al influencer se le vea bien), te va ayudar a ser más eficiente con tu dinero y crear un armario más funcional para vos.

Debemos entender nuestro día a día, nuestro entorno, y hacerlo compaginar con nuestro gustos, porque es posible desarrollar todos los estilos, para todas las ocasiones, pero primero, debemos entender la forma en la que vivimos.

Experimentá

Identificar tu estilo personal no siempre es fácil, a veces se pueden mezclar y hacer que nos confundamos un poco.

Pero lo bueno en esto, es que siempre habrá un nuevo día. Yo intenté con muchos estilos que me gustaba apreciar en otras personas, pero una vez que me vestía similar, realmente no llegaba a sentirme tan cómodo como yo creía.

En algunas ocasiones, hasta llegaba a cambiar varias veces al día dependiendo del lugar o la situación porque simplemente decía “Así no puedo llegar a ese lugar” Me daba vergüenza que ciertos grupos me vieran de esa manera, y sino estaba dispuesto a presentarme de esa manera en cualquier lugar y con cualquier persona, entonces no estaba siendo honesto conmigo mismo.

Se vale experimentar, se vale no sentirte bien, no sentirte cómodo, comprar algo que te gustaba en el maniquí y luego arrepentirte, pero lo que no se vale es que te quedés ahí.

Buscá referencias

Y esto es el complemento del punto anterior, porque generalmente nos gusta experimentar con cosas que le vemos a alguien más. Pueden ser modelos, artistas, influencers, la Tv, etc.

Y no está mal hacerlo… Al final eso nos ayuda a descubrir que por ahí no es el camino, pero siempre buscá personas como referentes en un estilo que digás: ¡Si! Eso si me lo pongo, lo puedo usar en reuniones de trabajo, o salidas con amigos. Si encontrás esas prendas, entonces estás más cerca de descubrir y desarrollar tu estilo personal.

Dale vuelta a la página

La vida pasa todos los días, y así como evolucionan y cambias muchas cosas en ella, cambiamos y evolucionamos nosotros, vamos madurando y nuestro estilo personal se va adaptando a las épocas.

Si en la adolescencia te considerabas un rockero y te veías de esa manera, pero en a actualidad sos más formal y clásico, no vas a poder mezclarlo, porque simplemente ya no estás ahí, y por eso es importante darle vuelta a la página, cerrar esos procesos y ciclos que si bien disfrutamos con mucho gusto, pero ya no nos acompañan más.

Cabe aclarar que no significa que si sos mayor y tenés un estilo personal similar, debés dejarlo atrás y cambiar, esa es una decisión de cada quien, pero si sentís que ya no estás ahí, solo seguí adelante.

No olvidés lo más importante, a la hora de definir nuestro estilo siempre se tiene que reflexionar si se trata del estilo que queremos tener o si nos estamos aferrando a lugares de nuestro pasado.

Conclusión

El estilo personal es exactamente eso, aquello que nos hace únicos, nuestros gustos, el estilo de vida y la forma en la que hacemos las cosas. En este punto muchos tendemos a aspirar a vernos de cierta manera, pero a veces es solo eso, una aspiración.

Lo más importante es que te sientas cómodo sin importar el estilo personal que elijás, ser leal a él y potenciarlo.

Deja un comentario